In Asesoría, asesoria fiscal

Ser propietario de una vivienda grande y querer dividirla para alquilarla puede ser un quebradero de cabeza importante. Es un proceso complejo que se complica si la vivienda se encuentra en una comunidad de vecinos, ya que no solo implica el trabajo de obra dentro de la vivienda.

¿Dividir o segregar mi vivienda?

Lo primero que debes tener claro es si vas a dividir o segregar tu vivienda.

  • División: la vivienda como la conocíamos deja de existir en el Registro de la Propiedad, pasando a tener tantos asientos nuevos como viviendas se realicen.
  • Segregación: separar una parte de la vivienda original, que se mantiene.

División de una vivienda en una comunidad de vecinos

Lo primero que debemos hacer es consultarlo con los servicios técnicos del municipio, ya que las viviendas deben guardar unos requisitos básicos de habitabilidad. Puede que lo que quieras hacer sea una obra ilegal, por lo que deberías consultarlo para evitar tirar el dinero.

Autorización de la comunidad de propietarios

bloque-de-viviendasTambién debes consultarlo con el presidente y el administrador y revisar los estatutos para verificar que puedes hacerla. En caso de que esté prohibido no podrás realizarla.

En el caso de que los estatutos no digan nada, las obras y el nuevo reparto de cuota deben aprobarse por mayoría cualificada. Debes tener presente que no vas a realizar una obra únicamente de puertas para adentro. Tienes que verificar que los puntos de luz sean correctos, salida al rellano, timbres, acceso a los suministros…

¿Y las cuotas de la comunidad?

Por lo general, las cuotas de la comunidad se reparten en función de las superficies de las viviendas. Por ello, se llevará a cabo una modificación en las cuotas si modificas los tamaños.

Una vez verificado con la Comunidad y Administrador, deberás presentar el proyecto de la obra a la Junta, debiendo quedar definido el nuevo reparto de la cuota.

Proyecto de obra y licencia

El proyecto y la autorización de la Junta de propietarios deberán ser entregados al Ayuntamiento para solicitar la licencia de obra mayor, debiendo aceptar y pagar las tasas.

Hasta que todo no esté verificado y la licencia de obra concedida, no está permitido realizar una división o segregación de la vivienda. Al ser un trabajo mayor, el proyecto de trabajo, dirección y ejecución de obra lo debería realizar un arquitecto o arquitecto técnico, verificando siempre que se cumpla con el Código Técnico de Edificación.

Finalización de la obra

Cuando la obra finaliza, el arquitecto deberá firmarla, emitiendo un certificado de final de obra que debe ser entregado al Ayuntamiento. Este enviará a un técnico para verificar que la obra realizada se corresponde con lo acordado y, posteriormente, nos aportarán la licencia de primera ocupación.

Escritura e inscripción

Es obligatorio acudir al notario para que realice todos los trámites, ya que las nuevas viviendas deberán quedar reflejadas en Escritura Pública. El proceso estará sujeto al impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Además, las modificaciones deberán quedar inscritas en el Registro de la Propiedad.

No es tarea fácil, pero tampoco es imposible si sabes a quién debes acudir. Aunque, a priori, requiera una inversión que puede parecer elevada, a largo plazo, puede ser una buena opción para tener ingresos extras mediante el alquiler o la obtención de más viviendas adicionales.

Si tienes cualquier duda o consulta sobre la división de una vivienda en una comunidad de vecinos puedes comentarnos o contactar con nosotros.

Recommended Posts

Dejar un comentario